E-learning > Destacados|E-learning

Cómo armar un cronograma de estudios

Escrito por Laura / 16 de junio de 2009

Para estudiar a distancia es indispensable saber cómo administrar el tiempo para cumplir con los objetivos propuestos por los profesores. De una correcta administración dependerá, en gran medida, tu éxito en el curso.

Una de las estrategias fundamentales para estudiar a distancia y no morir en el intento es saber administrar el tiempo y cumplir objetivos. Aunque no asistas a clases desde hace mucho tiempo, la vida laboral nos obliga a poner plazos límites y cumplir con tareas en determinado tiempo, esa necesidad de respetar horarios y desarrollar proyectos no está muy alejada de la realidad académica.

Realizando un cronograma adecuado

Para organizar eficazmente el tiempo de estudio es necesario contar con el material, saber cuáles son las fechas de exámenes y entregas de trabajos, y cuántas horas libres se tienen a lo largo del día. Debemos tener en cuenta que en ocasiones surgirán eventualidades, podemos sufrir contratiempos que nos demanden horas libres, estar enfermos o vernos obligados a ocuparnos de otros temas. Por eso, es indispensable dedicar una cierta cantidad de horas sin acaparar todo el tiempo de ocio. Si trabajas unas 8 horas al día y duermes cerca de 8, con dedicar una o dos horas diarias es más que suficiente.

Luego deberás ocuparte de dividir las unidades y poner pequeños plazos para completar las lecturas. Aquí entrarán en juego tu velocidad de lectura y compresión, tu capacidad de síntesis y análisis, entre otras cosas. Por lo que debes ponerte metas reales aunque no excesivamente largas.

Aunque te parezcan ínfimos los resultados es mejor avanzar un poco cada día. Si dejas todo para el final, probablemente no llegues a cumplir con todos los objetivos y debas seleccionar qué material dejar afuera y a qué darle prioridad sin saber qué es lo más importante para el evaluador.

Qué no debe entrar dentro del cronograma

Si en tu tiempo libre decide avanzar en la lectura o realizar alguna actividad, no lo computes dentro del horario diario de estudio. Si estás dispuesto a dedicar más tiempo, porque no llegas con las fechas o tienes más momentos libres, aprovéchalo. Pero no olvides cumplir con los horarios que ya has diagramado.

Cuál es el mejor lugar para el estudio

Cada uno sabe bajo qué condiciones le es más fácil concentrarse. Algunos necesitan música, murmullo de fondo o dejar la TV prendida, otros requieren un completo silencio, lo que sí es importante es que en ese lugar no se realicen actividades que interrumpan los estudios. Puede elegir un bar, una biblioteca o la sala de estar.

Tags: , ,

No hay comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Quieres dejar un comentario?

Deja un comentario